La importancia de la concentración en el entrenamiento

La concentración mental en el entrenamiento para un culturista o deportista se podría considerar como un factor importante junto con la dieta y el entrenamiento que tiene trascendencia en la célebre expresión “mens sana in corpore sano”.

La mente tiene la capacidad de amplificar o minimizar, es el órgano de la percepción y del conocimiento, si estamos concentrados podemos ser capaces de hacer más repeticiones, concentrar mejor la fuerza, levantar más peso y lo más importante, que es lograr el objetivo de trabajar el grupo muscular que queremos trabajar y no otro.

La concentración mental es un proceso psíquico que consiste en centrar voluntariamente toda la atención de la mente sobre un objetivo, objeto o actividad que se esté realizando como puede ser nuestro entrenamiento de musculación, dejando de lado toda la serie de hechos u otros objetos que puedan ser capaces de interferir en su consecución.

Durante el entrenamiento de pesas, estos hechos que nos pueden interferir o distraer, pueden provocar que no se localice o concentre toda la intensidad sobre el músculo trabajado, por lo que debes de aislar al máximo posible el músculo o músculos implicados en el entrenamiento, y no ayudarte de otros grupos musculares porque puede ocasionarte lesiones en vez de ayudarte, salvo en raras ocasiones.

Factores que se deben tener en cuenta para una correcta concentración durante el entrenamiento de pesas:

Evitar las charlas continuas entre los descansos de las series de ejercicios, puesto que nos hacen perder la noción del tiempo de descanso y se acaba enfriando el músculo trabajado, pudiendo dar lugar a lesiones.

La música ha de ser de un género musical que acompañe y no moleste ni desconcentre, al igual que el volumen o intensidad, debe ser el adecuado no estando excesivamente alto, ya que un gimnasio no es una discoteca o pista de baile, y ambos factores pueden hacernos que perdamos la concentración al contar las repeticiones, o ni ser capaces de concentrarnos. Es un factor que muchos gimnasios no tienen en cuenta en la intensidad y/o selección de música acorde para un correcto entrenamiento de sus socios.

Evitar el entrenamiento en horas punta en las que el aforo del gimnasio esté prácticamente al completo y por lo tanto no se pueda entrenar con tranquilidad y disponibilidad plena de las instalaciones.

Utilizar ropa deportiva y calzado adecuado que te permita realizar el entrenamiento de forma cómoda y sin molestias.

Hidrátate bebiendo agua o una bebida intra-entreno, o agua entre series, de forma que tu cuerpo tenga el aporte de nutrientes y no sufras fatiga psíquica y muscular durante el entrenamiento.

No obstante, existen suplementos pre-entrenamiento en el mercado que pueden ayudarte a mejorar la concentración durante tu entrenamiento, focalizando y dándote un empujón de fuerza y realzando tu entrenamiento.

En la tienda de nuestra web puedes encontrar algunos de los productos mencionados.

compartir
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar