La dieta, la navidad...

La dieta, la navidad, el resentimiento de los que comen turrón sin pensar en nada más... El trabajo, los preparativos, e incluso el no hacer  nada puede generarnos ansiedad.

Cuando empezamos una dieta específica, suele ser la peor fase, ya que nos resulta muy duro y difícil adecuarnos a los niveles de macronutrientes que cada dieta nos regula. Pues nuestro cuerpo ha de adaptarse a otro tipo de alimentos y eso conlleva a un proceso de adaptación. 

Lo mejor de todo es que cada vez te resultará más y más sencillo llevar a cabo la dieta, es más, se tratará de un estilo de vida, formará parte de ti y de tus necesidades. 

Recordemos que es muy recomendable destinar una comida trampa a la semana para poder disminuir esa ansiedad que viene derivada de la dieta, así como resetear la mente y aprender a darse un respiro diario para eliminar las tensiones ya sea entrenando, caminando o tomando un café. Si a pesar de ello tienes ansiedad anota estos alimentos que pueden ayudarte:

  • Granos enteros: Trigo, cebada, maíz, arroz... Altos en magnesio que promueven el estado de relajación y mejoran el sistema nervioso. Contienen triptófano que es un precursor de la serotonina, una de las hormonas encargadas de la sensación de bienestar. Su eficiencia energética de liberación sostenida calman el hambre y nos dan energía por más tiempo.
  • Almendras: Un fruto seco con alto valor calórico pero que en cantidades pequeñas contiene grandes fuentes de zinc que nos hacen mantener un estado de ánimo equilibrado, y el hierro, para sentirnos llenos de energía.
  • Arándanos y bayas de acai: La baja cantidad de antioxidantes, aparte de hacernos sentir lentos y apagados, son culpables de sentirnos ansiosos en muchas ocasiones. Prueba con estas frutas o bien con té verde.
  • Aceite de coco y omega 3: La grasas saludables son esenciales en la estabilización del azúcar en sangre para equilibrar el estado de ánimo y el apetito, así que para obtener los mejores resultados mente-cuerpo no te olvides lo esencial.
  • Vitamina C: Ayuda a frenar la liberación de cortisol, la hormona de transmitir el estrés.
  • Espárrago: Rico en ácido fólico y fuente de vitamina C, perfectos para reducir la presión arterial y el azúcar en sangre.
  • Yogur griego: Rico en vitaminas y minerales y altamente proteico, calma la ansiedad y nos permite sentirnos saciados por más tiempo. Siempre 0% azúcares añadidos.


Busca un respiro diario, descansa e implementa estos pequeños trucos alimenticios para mejorar el estrés y la ansiedad.