¿Es necesario usar grandes pesos para ganar masa muscular?

El peso no es el único factor que influye cuando queremos incrementar nuestro volumen o masa muscular, puesto que también existen otros factores: la constitución corporal de cada individuo, o el tiempo de cada repetición. Este último, debe ser sumamente lento y controlado cuando queremos incrementar nuestra masa muscular con poco peso, ya que de esta manera hacemos que las fibras de contracción (las cuales permiten tener una mayor resistencia) logren romperse con eficacia y permitir una regeneración íntegra, la cual se da principalmente gracias a la alimentación saludable.

Como ya sabéis, tan importante es ejercitar correctamente el músculo como proporcionarle los nutrientes necesarios que este necesita.

Por lo tanto, si queremos incrementar nuestra masa muscular no hace falta que aumentemos más el peso en nuestros ejercicios. Lo que debemos hacer en estos casos es centrarnos en los grupos musculares que estamos trabajando, para ello realizaremos los ejercicios de la forma adecuada, con una técnica correcta y centrando el esfuerzo en la fase excéntrica (en la que se contraen un mayor número de fibras). Es primordial que cada movimiento se realice correctamente sin vicios o apoyos de otros grupos musculares, pues podemos generar una lesión o un desequilibrio entre nuestros músculos.

Mucha gente cae en el error de subir el peso sin ningún control o seguimiento. Es muy importante seguir un proceso en el que antes de subir el peso, debemos modificar el número de series, repeticiones y tiempo de descanso entre ellas. Es aquí donde la ayuda de un profesional marca la diferencia para realizar un buen entrenamiento que te ayude a conseguir tus objetivos.

La respiración, el control de cada repetición, la postura, la hidratación, el descanso y nuestra alimentación son los conceptos clave para aumentar nuestra masa muscular, dejando en un segundo plano el peso que levantemos.

En la foto - @nisi_lopez 


Suplementos deportivos, cada vez mas importantes.

Los suplementos deportivos constituyen un elemento más de la alimentación que debe llevar un atleta. Supone una gran ayuda para complementar la dieta, equilibrarla con ciertas sustancias y evitar posibles carencias nutricionales que pueden surgir por el desgaste físico realizado durante el entrenamiento físico. Básicamente, los suplementos deportivos son alimentos concentrados que tras la manipulación de su estado original mantienen sus propiedades nutritivas importantes, a menudo aumentándolas a la vez que se eliminan las menos deseables como la grasa o azúcares.

Los alimentos proporcionan los nutrientes en concentraciones variables mientras que los suplementos lo hacen en cantidades precisas. Los alimentos suministran nutrientes de manera indiscriminada mientras que los suplementos lo hacen proporcionan nutrientes para propósitos concretos.

Los alimentos contienen calorías de forma inconsciente y los suplementos a menudo no contienen calorías o lo hacen de forma controlada.

Los alimentos requieren tiempo de preparación mientras que los suplementos se pueden utilizar de inmediato.

A pesar de que los suplementos deportivos son el perfecto aliado para mejorar las capacidades físicas, todavía son muchos los que no ven la necesidad de añadir suplementos a la dieta, pero hay muchas razones para hacerlo. Los que piensan que al comer variado ya cubren todas sus necesidades nutricionales se equivocan.

Los alimentos contienen conservantes y colorantes que son empleados para alargar su vida de forma artificial y se emplean métodos de procesamiento que anulan o alteran ciertas sustancias en ellos. Los suplementos nutricionales suponen un aporte extra y homogéneo de vitaminas, minerales, glúcidos, aminoácidos y todo un sinfín de sustancias beneficiosas con las que enriquecer y complementar nuestra alimentación diaria.