Comer huevos sin miedo

Aún hay personas que les surgen la duda de comer huevos cada día, os dejo con una pequeña explicación donde rompe ese temido mito. El huevo es un alimento muy nutritivo y puede ser parte de una alimentación sana. Es un alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales para garantizar la salud, en especial la de la mujer, y más aún si hace entrenamientos de intensidad.

Además, su yema, está cargado de vitaminas (en especial vitamina B12, ácido pantoténico, biotina, vitamina D, vitamina A, vitamina B2 y niacina) y minerales (fósforo, cinc o zinc, selenio), y es relativamente bajo en calorías (hay 156 calorías en un huevo entero).

El huevo también contiene grasa, que equivale aproximadamente a 213 mg de colesterol. De ahí es que se haya vinculado al huevo con el aumento de los niveles de colesterol malo y las enfermedades cardiovasculares. La recomendación general suele ser de 4-6 yemas a la semana, pero no existen pruebas científicas suficientes que respalden estos límites.

De acuerdo con estos estudios, los huevos transforman las partículas LDL pequeñas y densas en partículas LDL grandes y, en general, las personas que tienen un mayor número de partículas LDL grandes tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Incluso si los huevos provocan un leve aumento de los niveles de colesterol total y LDL, no hay de qué preocuparse.

Sabíais que el hígado produce la mayoría del colesterol en sangre y, además, es el encargado de regular estos niveles?… Consumir alimentos con alto contenido de colesterol apenas altera los niveles totales de colesterol en sangre, ya que el hígado los mantiene estables. Si padeciéramos de colesterol alto deberíamos reducir la ingesta de carbohidratos refinados.

Los carbohidratos refinados son conocidos también como carbohidratos simples o carbohidratos ultraprocesados y se los considera calorías vacías y las más perjudiciales, también debemos de tener e cuenta las siguientes:

Aceites vegetales.

Aperitivos salados y dulces.

Bollería y pastelería industrial.

Comida precocinada.

Salsas y condimentos. comerciales.

Galletas.

Caramelos.

Helados.

Chocolatinas.

Los huevos aumentan la saciedad y pueden ayudarte a perder grasa.Comer huevos es completamente seguro, incluso si comes más de 3 huevos al día. Una buena comida pre entreno podría ser, huevos revueltos con jamón serrano y medio aguacate.

Si eres mujer, recuerda la importancia que tiene consumir grasas en tu alimentación para tu ciclo menstrual, y añadir entrenamientos de fuerza para favorecer tu rendimiento físico.

#pmteam #pmteamworld #vidasaludable #fitnessgirls

compartir
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar