La dieta, la navidad...

La dieta, la navidad, el resentimiento de los que comen turrón sin pensar en nada más... El trabajo, los preparativos, e incluso el no hacer  nada puede generarnos ansiedad.

Cuando empezamos una dieta específica, suele ser la peor fase, ya que nos resulta muy duro y difícil adecuarnos a los niveles de macronutrientes que cada dieta nos regula. Pues nuestro cuerpo ha de adaptarse a otro tipo de alimentos y eso conlleva a un proceso de adaptación. 

Lo mejor de todo es que cada vez te resultará más y más sencillo llevar a cabo la dieta, es más, se tratará de un estilo de vida, formará parte de ti y de tus necesidades. 

Recordemos que es muy recomendable destinar una comida trampa a la semana para poder disminuir esa ansiedad que viene derivada de la dieta, así como resetear la mente y aprender a darse un respiro diario para eliminar las tensiones ya sea entrenando, caminando o tomando un café. Si a pesar de ello tienes ansiedad anota estos alimentos que pueden ayudarte:

  • Granos enteros: Trigo, cebada, maíz, arroz... Altos en magnesio que promueven el estado de relajación y mejoran el sistema nervioso. Contienen triptófano que es un precursor de la serotonina, una de las hormonas encargadas de la sensación de bienestar. Su eficiencia energética de liberación sostenida calman el hambre y nos dan energía por más tiempo.
  • Almendras: Un fruto seco con alto valor calórico pero que en cantidades pequeñas contiene grandes fuentes de zinc que nos hacen mantener un estado de ánimo equilibrado, y el hierro, para sentirnos llenos de energía.
  • Arándanos y bayas de acai: La baja cantidad de antioxidantes, aparte de hacernos sentir lentos y apagados, son culpables de sentirnos ansiosos en muchas ocasiones. Prueba con estas frutas o bien con té verde.
  • Aceite de coco y omega 3: La grasas saludables son esenciales en la estabilización del azúcar en sangre para equilibrar el estado de ánimo y el apetito, así que para obtener los mejores resultados mente-cuerpo no te olvides lo esencial.
  • Vitamina C: Ayuda a frenar la liberación de cortisol, la hormona de transmitir el estrés.
  • Espárrago: Rico en ácido fólico y fuente de vitamina C, perfectos para reducir la presión arterial y el azúcar en sangre.
  • Yogur griego: Rico en vitaminas y minerales y altamente proteico, calma la ansiedad y nos permite sentirnos saciados por más tiempo. Siempre 0% azúcares añadidos.


Busca un respiro diario, descansa e implementa estos pequeños trucos alimenticios para mejorar el estrés y la ansiedad. 


¿Cómo sobrevivir a la Navidad?

¿Cómo pasar el mes de diciembre y no aumentar todo lo que hicimos durante el año?

Lo cierto es que en diciembre bebemos un poquito más, comemos un poquito más y la cintura... se nos ensancha un poquito más.

¡No te preocupes! A continuación os dejamos 4 consejos que os van a permitir sobrevivir estas navidades:

1. No abandones el ejercicio:Se trata de algo vital, ya que el ejercicio es lo que te va a permitir mantener tu metabolismo activo. Aunque tus compromisos te impidan entrenar el mismo tiempo que durante el año, no pasa nada, lo importante es no dejarlo por completo.

2. La moderación:Esto es clave. No se trata de que te sacrifiques en estas fechas, comer en navidad es inevitable y sabroso al mismo tiempo, y salir de fiesta también. Tan solo se trata de tener un equilibrio. Mantén esa comida saludable que llevas ofreciéndole a tu cuerpo durante todo el año y destina una de tus comidas a la comida trampa (o cheat meal). Esta puede ser tu comida navideña y así no acumularás excesos innecesarios que provocarían en tu cuerpo un aumento de peso.

3. Bebidas alcohólicas:¡Mucho cuidado! Nada engorda más que el exceso de alcohol, ya que nuestro hígado no puede procesar grasa y alcohol al mismo tiempo. Cada vez que bebes en exceso, la prioridad para nuestro cuerpo es sacar el alcohol del sistema. Cuando bebes alcohol, aparte de no quemar grasa y provocar en el metabolismo un funcionamiento más lento... estás ingiriendo HASTA 7Calorías por 1gr de alcoholconsumido. No quiere decir esto que no bebas alcohol, podría ser incluso irreal. Tan solo hay que ser inteligente, como elegir las mejores bebidas (vino tinto, champán, whisky con agua, vodka con soda de limón. En definitiva, bebidas más secas. Y trata de que cuando vayas a beber comas más sano. Bebes o comes, pero no las dos.

4. Trucos: Normalmente hay dos fechas en Navidad que son especiales, el 24 y el 31. En esos dos días queremos comer, beber y pasarlo bien. Es totalmente válido. Si quieres, puedes prepararte dos días antes de estos eventos para que los futuros excesos no sean tan contraproducentes disminuyendo notablemente los alimentos altos en carbohidratos (Frutas, avena, arroz integral, pan integral...) y consumiéndolos principalmente por la mañana.

¡¡Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar y a pasar unas grandes fiestas cerca de los más queridos!!