Zumo de naranja

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase;… ¡bébetelo rápido que se van las vitaminas!…

Lo cierto es que para sufriese una pérdida veloz y significativa de Vitamina C, se debería exponer al zumo recién exprimido de una naranja a temperaturas elevadas, a la luz del sol y en un recipiente sin tapar donde el oxígeno fácilmente alcance el contenido.

Si esto no es así, se piensa que pueden pasar 12 horas hasta que se pierde totalmente el contenido de vitamina C de un zumo de naranja que exprimimos en casa, y si se trata de zumos envasados, por cada día después de su apertura pierden alrededor de 2% de la vitamina C si se vuelven a tapar y refrigerar una vez abiertos.

¿Podrías incluir en tu dieta un zumo de naranja cuando te apetezca? Si… Pero, mejor opción seria usar una naranja y comerla sin exprimir, ya que para hacer un zumo necesitas entre 3 y 4 naranjas.