El sol y la vitamina D

🔸 La vitamina D tiene un papel esencial para el buen funcionamiento del organismo, ya que participa en procesos tan importantes como la absorción y el mantenimiento de los niveles de calcio, el cual,  es fundamental para  mantener el funcionamiento del sistema nervioso y la estructura adecuada de los huesos y los dientes. La exposición al sol de unos 10 minutos tres o cuatro días a la semana garantiza unos niveles adecuados de esta vitamina en el organismo.

🔸 La vitamina D producida en la piel, se almacena en el tejido adiposo y el músculo a partir de donde se utiliza.

🔸 Otra parte de la vitamina D como tal procede de los alimentos. Son ricos en vitamina D: el pescado azul, aceite de hígado de pescado, yema del huevo y algunos más. Pues si puedes coger algunos rayos del sol no dejes de hacerlo y aprovecharte de los beneficios.

compartir
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar