Entreno de fuerza en la mujer

Beneficios a nivel óseo: Las mujeres necesitan una salud adecuada para prevenir la aparición de enfermedades como la osteoporosis. Si eres mujer, y realizas un adecuado entrenamiento de fuerza, tu masa corporal magra (toda la masa de vuestro cuerpo que no es grasa, órganos internos, músculos y huesos) mejora la densidad mineral ósea y obtendréis un mejor contenido mineral óseo, por lo tanto, previenes la osteoporosis y evitas las fracturas.

Más resistencia en los tejidos conectivos: Con el entrenamiento de fuerza, los ligamentos, tendones y cartílagos logran una mayor estabilidad e integridad articular, lo cual previene también la aparición de lesiones.

Más fuerza: Como sabemos, la pérdida de fuerza muscular que podéis sufrir con el paso de los años, causa una disminución significativa de la fuerza, conllevando a problemas asociados a la capacidad funcional. Pero el entrenamiento de fuerza como mujer, incrementa la fuerza funcional y se mejora el rendimiento físico obteniendo por tanto, una mejor salud y calidad de vida.

Menor porcentaje graso: El entrenamiento de fuerza incrementa la masa magra corporal y disminuye notablemente el porcentaje graso, esto conlleva a una menor grasa corporal no funcional (que son las grasas que no necesitáis) y a una mayor proporción de masa magra corporal, lo que conlleva a una mayor fuerza funcional.

Mejora vuestra autoestima y salud mental: Las actividades que os hacen más felices son aquellas que generan estrés en el organismo, y esto es debido a que durante los ejercicios (sobre todo de alta intensidad y larga duración) incrementamos la concentración de ácido láctico en el cuerpo, os inducen a una mejor sensación tras el esfuerzo y liberáis una mayor producción de hormonas de la felicidad, entre ellas, la endorfina.

En esta foto vemos a @andrea.aleu, nuestra chica PM realizando uno de sus ejércitos de su rutina de piernas, con una ejecución y posición correcta. 

compartir
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar