La aceituna u oliva

La aceituna u oliva es un fruto lleno de nutrientes saludables para el organismo y una buena medicina natural gracias a su composición química. Pero la cosa no queda sólo ahí, sino que además tienen otra serie de nutrientes que no podemos pasar por alto. 

Altas cantidades de aceites esenciales omega-3 y omega-6 beneficiosos y necesarios para el organismo. Con ellos lograremos un mejor estado general del organismo a varios niveles. Su contenido variará de acuerdo a la madurez del fruto, por ejemplo es mayor el de las negras que el de las verdes por su mayor permanencia en el árbol. 

Fuente natural de vitaminas A y C, necesarias para mantener unos tejidos en perfectas condiciones y lograr unas defensas perfectas frente a las agresiones que llegan del exterior. 

Contiene tiamina, una vitamina hidrosoluble que forma parte del complejo B. Esencial para el crecimiento y desarrollo normal y ayuda a mantener el funcionamiento propio del corazón, sistema nervioso y digestivo. Por lo tanto, también es un alimento fácil de asimilar por el organismo.

Aporte mineral de hierro y sodio. Muy adecuado para conseguir unos buenos niveles corporales. Un perfecto aliado para las personas que tienen anemia gracias al hierro. A esto hay que sumar su aporte de fibra que nos ayudará a depurar el organismo.

Protege la salud cardiovascular. Por su contenido en ácidos grasos insaturados y su contenido en fibra. Estos dos principios activos ayudan a reducir el colesterol, triglicéridos y evitar la formación de ateromas a nivel de las paredes arteriales.

Altamente saciante, lo que nos ayudará a la hora de mantener nuestro peso, pues contiene pocas calorías como hemos comentado anteriormente. Esto, unido a su alto aporte de fibra hará que las aceitunas ingeridas entre horas como aperitivo nos ayuden a controlar el hambre de la manera más sana posible. Tampoco debemos atiborrarnos a aceitunas, sino que combinadas con agua puede ser una buena manera de saciarnos.

Ya sabéis chicas, si os gustan las aceitunas… añadidlas en vuestra alimentación, pero sin pasaros. Os recomiendo entre siete y diez al día.

compartir
Share on Pinterest
Comparte con tus amigos










Enviar