Comer huevos sin miedo

Aún hay personas que les surgen la duda de comer huevos cada día, os dejo con una pequeña explicación donde rompe ese temido mito. El huevo es un alimento muy nutritivo y puede ser parte de una alimentación sana. Es un alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales para garantizar la salud, en especial la de la mujer, y más aún si hace entrenamientos de intensidad.

Además, su yema, está cargado de vitaminas (en especial vitamina B12, ácido pantoténico, biotina, vitamina D, vitamina A, vitamina B2 y niacina) y minerales (fósforo, cinc o zinc, selenio), y es relativamente bajo en calorías (hay 156 calorías en un huevo entero).

El huevo también contiene grasa, que equivale aproximadamente a 213 mg de colesterol. De ahí es que se haya vinculado al huevo con el aumento de los niveles de colesterol malo y las enfermedades cardiovasculares. La recomendación general suele ser de 4-6 yemas a la semana, pero no existen pruebas científicas suficientes que respalden estos límites.

De acuerdo con estos estudios, los huevos transforman las partículas LDL pequeñas y densas en partículas LDL grandes y, en general, las personas que tienen un mayor número de partículas LDL grandes tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca. Incluso si los huevos provocan un leve aumento de los niveles de colesterol total y LDL, no hay de qué preocuparse.

Sabíais que el hígado produce la mayoría del colesterol en sangre y, además, es el encargado de regular estos niveles?... Consumir alimentos con alto contenido de colesterol apenas altera los niveles totales de colesterol en sangre, ya que el hígado los mantiene estables. Si padeciéramos de colesterol alto deberíamos reducir la ingesta de carbohidratos refinados.

Los carbohidratos refinados son conocidos también como carbohidratos simples o carbohidratos ultraprocesados y se los considera calorías vacías y las más perjudiciales, también debemos de tener e cuenta las siguientes:

Aceites vegetales.

Aperitivos salados y dulces.

Bollería y pastelería industrial.

Comida precocinada.

Salsas y condimentos. comerciales.

Galletas.

Caramelos.

Helados.

Chocolatinas.

Los huevos aumentan la saciedad y pueden ayudarte a perder grasa.Comer huevos es completamente seguro, incluso si comes más de 3 huevos al día. Una buena comida pre entreno podría ser, huevos revueltos con jamón serrano y medio aguacate.

Si eres mujer, recuerda la importancia que tiene consumir grasas en tu alimentación para tu ciclo menstrual, y añadir entrenamientos de fuerza para favorecer tu rendimiento físico.

#pmteam #pmteamworld #vidasaludable #fitnessgirls


Cómo saber si un huevo es fresco

Y tú, sabes cuando un huevo está fresco?...
Si alguna vez se te ha quedado algún huevo por demasiado tiempo en la nevera...

A continuación te dejo una manera muy simple de saber si está apto para consumirlo.

Coge esos huevos y sumérgelos en un recipiente amplio y profundo lleno de agua fría.
Si el huevo está muy fresco, se irá al fondo y quedará en posición horizontal.
Cuando el huevo tiene sobre 1 semana, observamos que se va al fondo, pero la base entendiendo como base el extremo menos “picudo” del huevo, se levanta un poco, de manera que el huevo cuando se queda quieto en el agua no está horizontal, sino ligeramente inclinado.
Cuando el huevo tiene entre 2 y 3 semanas, también se queda en el fondo, pero cuando alcanza la posición de equilibrio, se queda vertical.
Cuando el huevo es muy viejo, se quedará flotando en la superficie.

Pues así de fácil, si el huevo se queda en el fondo, aunque se quede de pie, se considera que está lo suficientemente fresco como para ser consumido. Si el huevo flota, es que ha pasado a mejor vida y mejor no arriesgarse con él.
Comernos un huevo en mal estado nos podría jugar una mala pasada con fuertes dolores estomacales, y mandarnos al cuarto de baño en las siguientes horas como poco.


Beneficios de las Semillas de Girasol

¡¡Hola chicas!! Os dejo con algunos de los beneficios de las Semillas de Girasol:

Estas semillas contienen altos niveles de ácidos grasos insaturados, es decir, la "grasa buena". Esto, acompañado de una buena alimentación, os proporciona una ayuda adicional para reducir peso. También tienen beneficios digestivos, por lo que os ayuda a limpiar el organismo y a eliminar los desechos almacenados. En definitiva, contribuye en la pérdida de peso.

Es un alimento muy rico en todo tipo de nutrientes, “vitaminas, proteínas, y minerales”. Las vitaminas y minerales os ayudarán a mantener una piel fuerte y sana. Al contener bastante cantidad de Zinc, hace que estimule el crecimiento del cabello, aunque en exceso puede provocar un efecto contraproducente.

Otro de los beneficios relacionados con el alto contenido en "grasa buena", es que ayuda a disminuir el nivel de colesterol y triglicéridos, así como prevenir la formación de placas en las paredes de las arterias.

Es beneficioso para las personas que padecen de diabetes, ya que contienen dos sustancias que las personas diabéticas suelen producir en baja cantidad, cromo y zinc “otros alimentos con alto contenido serían las legumbres, ostras y mariscos”.

Ideales durante el embarazo. Además de las sustancias que hemos comentado anteriormente, también son ricas en vitamina E. Esto favorece el crecimiento del feto y de la placenta, y os ayuda a mantener el feto libre de cualquier tipo de toxinas. También provoca un aumento en el suministro de oxígeno al embrión durante su desarrollo.

Las semillas de girasol son muy versátiles, ya que las podemos añadir en múltiples recetas o platos. Por ejemplo, en vuestras ensaladas, yogurts, y batidos.

También, recordar que su consumo excesivo puede incidir en la producción de lipoproteínas, lo que incrementa los niveles de colesterol, por ello, es recomendable que estas semillas sean consumidas en una sola porción diaria de unos 30 gramos, y preferiblemente crudas.


Los huevos de codorniz y algunas de sus propiedades

A pesar de su pequeño tamaño, su valor nutricional es mayor que el de los huevos de gallina. Pues los huevos de codorniz contienen un 13% de proteínas en comparación con el 11% de los huevos de gallina.

Se trata de un alimento muy dietético, curativo y energético. La clara y la yema combinadas tienen vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, B9, C, D, E y K. Además de calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, sodio y zinc.

Gracias a esta variedad de vitamina B, estos huevos ayudan a acelerar el metabolismo, incluyendo la función hormonal y enzimática.

Ayudan a neutralizar los radicales libres gracias a la presencia de vitamina A y C. Y también, a reducir la presión arterial, ya que el potasio que contienen actúa como vasodilatador, alivia la tensión y el estrés en las arterias (hay mucho más potasio en huevos de codorniz que los huevos de gallina normal).

Los huevos de codorniz son naturalmente altos en proteína ovomucoide, que actúa en el cuerpo como un antialérgico natural. De hecho, se sabe que los médicos chinos han estado utilizando huevos de codorniz durante miles de años para remediar enfermedades como la rinitis, el asma, la fiebre del heno, la tos espasmódica y condiciones de la piel como los eczemas y la psoriasis.

La vitamina A que contienen, nos ayuda a proteger la salud de nuestra visión. La actividad antioxidante de esta vitamina puede ayudar a reducir la degeneración macular y prevenir el desarrollo de cataratas. Además, la yema de un huevo de codorniz contiene muchos nutrientes importantes, dos de los cuales son compuestos llamados luteína y zeaxantina. Estos dos compuestos funcionan para filtrar correctamente la peligrosa luz azul que causa daño en la retina.

La presencia de grasa HDL en los huevos de codorniz es más de 60%. Sin embargo, para las personas con problemas de colesterol, agregar grandes cantidades de estos huevos en su alimentación no puede ser la mejor opción, ya que hay aproximadamente 1,6 gramos de grasa saturada en cada porción (en este caso, los huevos de gallina contienen menos).


¿Estás endulzando bien tu té o café?

Evidentemente, la opción más saludable y aconsejable siempre será que lo tomemos solo, sin endulzar. De hecho, os propongo dar el paso y acostumbraros a ello, pues no hay nada mejor que disfrutar de nuestro café o té de la manera más saludable posible, sin aportar calorías vacías a nuestro organismo y sin ningún tipo de nutriente.

Si a pesar de todo lo mencionado, queremos seguir endulzando nuestra bebida, lo más adecuado será que evitemos siempre el azúcar blanco y los edulcorantes químicos. La sacarina o el aspartamo, por ejemplo, aunque sean endulzantes con un contenido calórico nulo y un índice glucémico de 0, existen muchos casos en los que se ha demostrado que contribuyen a provocar alteraciones metabólicas, modificar la flora intestinal y facilitar el aumento de peso.

En el caso de la Stevia, se cree que es un edulcorante natural, pero no es así, ya que se elabora en el laboratorio a partir de la extracción (eso sí, de los glucósidos de esteviol de la citada planta).

En cualquier caso, se trata de una opción endulzante evidentemente más adecuada que el azúcar blanco, además la estevia, apenas contiene calorías (una porción de 1 gramo contiene 1 caloría y cerca de 1 gramo de carbohidratos). No obstante, la recomendación es evidente: se debe controlar su consumo, y nunca excederse, ya que son muchos los estudios que no la garantizan.

Si no solemos abusar de estas bebidas, y las tomamos de vez en cuando, podemos optar por endulzantes totalmente naturales. Estas opciones, además, también nos pueden aportar una variedad de beneficios a nuestro organismo. Pero recuerden, sin excesos, pues estos endulzantes sí que contienen muchísimas más calorías:

-La panela
-La miel cruda o el sirope de Agave
-El azúcar de coco.


¿Comer o beber zumo de frutas?

La fruta está repleta de funciones esenciales.

Son alimentos reguladores y activadores de las funciones vitales, protectoras, muy ricas en vitaminas, minerales, fibra, micro nutrientes esenciales... y además, si se utilizan bien, son de utilidad inmediata para la desintoxicación y pérdida de peso ya que el cuerpo ahorra muchísima energía para poder transformarlas. 

En sí mismo, un zumo de frutas es un producto sano que puede llegar a ser muy creativo en cuanto a las mezclas y vitaminas. Pero tampoco debemos pasarnos en las combinaciones, ya que, en exceso, nada es bueno (hipervitaminosis).

Lo que quiero decir con todo esto es, que siempre será preferible comer fruta fresca, ya que obtenemos los nutrientes de la manera más correcta. Pues al comer una pieza de fruta entera, ingerimos numerosas fibras que con el agua en el estómago se hinchan y crean sensación de saciedad.

También el hecho de que la tengamos que masticar contribuye a esta sensación. 

En el caso de los zumos, como generalmente se tamiza la pulpa, no existe tanta sensación de saciedad, por lo que puede fomentar más hambre de lo normal. Tampoco debemos ingerir, por ejemplo, 10 piezas de fruta al día... ya que podemos subir el nivel de azúcar en sangre.

La mejor forma de comer fruta será de forma sólida, pero tomarla algún día en zumo no os causará ningún mal. 


Yogur Natural

Beneficios de tomar productos probióticos. 

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.

Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.

Los alimentos probióticos ofrecen grandes aportes a nuestra salud.

Mejoran el estado de nuestra flora intestinal y son muy útiles cuando estamos tomando antibióticos o cuando hemos sufrido de diarreas y problemas estomacales

Mejoran nuestras defensas contra la invasión de bacterias que nos pueden causar enfermedades

Favorecen a las personas que sufren de alergias disminuyendo sus síntomas

Favorece la producción de jugos gástricos que nos ayudan a mejorar la digestión y evitar la pesadez de estómago

Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico

¿De dónde sacarlos?

El yogur natural griego, el kefir, o el queso batido son los alimentos más destacados. O en farmacias. 

Es un alimento que uso en los planes de alimentación que creo oportunos.


Glúteo : Salud

Tonificar los músculos de los glúteos, no solo debería ser un objetivo estético, sino de salud.

Hay muchísimos ejercicios para fortalecer los glúteos, entre ellos hacer ciclismo, salir a caminar, practicar yoga o hacer sentadillas.

Estas últimas, son muy populares y consideradas como uno de los mejores ejercicios más completos que existen por el tipo de movimiento funcional que se aplica a la vida diaria.

Estos son algunos de sus grandes beneficios:

Ayudan a desarrollar flexibidad en la zona de las caderas cuando las hacemos correctamente y gradualmente.

Ganamos resistencia, ya que al hacer sentadillas estamos utilizando los mismos músculos que activamos al saltar, correr y hacer sprints.

Quemamos muchas calorías y estimulamos el sistema cardiovascular. Y no sólo las quemamos mientras realizamos el ejercicio, sino que seguimos quemando las siguientes 24 horas ya que la intensidad del ejercicio es elevada.

Aumentamos masa muscular cuando agregamos determinado peso de manera gradual, por lo que es un excelente ejercicio anaeróbico (ejercicio físico que comprende actividades basadas en la fuerza).

Además, sin necesidad de tanto peso, sino que tan solo con un buen trabajo de repeticiones, tonificamos, definimos y damos mucha fuerza a nuestros glúteos.

Mejoran la postura, debido a que al realizarlas, también ejercitamos los abdominales y espinales, que trabajan como sostén para mantener la posición de la espalda.

Los hombres también trabajamos nuestros glúteos.


Beneficios de las fresas

Como ya sabemos, comer fruta es indispensable para el organismo. Pero tan importante es incluirlas en vuestra alimentación como elegirlas correctamente, ya que según la época del año, deberemos optar por unas u otras. De esta manera, nos aseguramos de que el alimento se encuentra en el momento perfecto, ya que es cuando mejor conservan y mantienen sus propiedades nutricionales, algo que nuestro cuerpo agradecerá.

Esta vez hablaremos de las propiedades de las fresas, ya que sobre todo destacan por su alto valor nutritivo, además de ser una de las frutas de temporada para estos meses de febrero, marzo, abril y mayo. 

  • Ayudan a bajar de peso: Por cada 100 gramos la fresa contiene entre 30-35 calorías aproximadamente. Además, la antocianina, que es la encargada de la pigmentación (produce el color rojo de las fresas), estimula la quema de grasa almacenada. De cada 100 gramos de fresas, 90 gramos son agua, 7 gramos son carbohidratos, más de 2 gramos son de fibra, 0.7 gramos de proteína vegetal y 0.5 g de grasa.
  • Contienen muchas vitaminas: Un aporte de vitaminas adecuado ayuda a tener una buena coagulación, defensas sanas, estabilización de las hormonas femeninas o un correcto crecimiento óseo. Las fresas destacan por su alto contenido en vitamina C, B (B1, B2, B3, B6 y B9), en grandes cantidades y vitaminas A,D,E y K y folato en menor medida. Gracias a estos grandes niveles de vitaminas, las fresas se convierten también en grandes antioxidantes.
  • Acción antioxidante: Las fresas también destacan por su acción antioxidante, ya que contienen mucha vitamina C, carotenoides y antocianos, específicos de las frutas rojas y con un poder antioxidante muy elevado. Por ello, también ayudan a combatir los tan temidos radicales libres, productores en muchos casos de diversos tipos de cáncer.  
  •  Antiinflamatorio natural: Las fresas contienen fenoles, que alivian enfermedades inflamatorias como el asma, la osteoartritis y aterosclerosis, sin dejar efectos secundarios. Además, reduce la proteína C reactiva, que es un indicador de inflamación. 
  • Mejoran la circulación sanguínea: En las fresas, la vitamina C se encuentra acompañada de bioflavonoides, que tienen un efecto positivo en la circulación sanguínea, y proporcionan fuerza y elasticidad a los vasos sanguíneos. Esta vitamina también favorece la absorción del hierro de los alimentos. Además, son muy recomendables para personas con hipertensión arterial, ya que tienen mucho potasio y poco sodio.
  • Digestivas: Gracias a la fibra que contienen. Ayudando también a disminuir el estreñimiento y contribuyendo a la limpieza del colon. Esto también se debe a su contenido de vitamina C, el cual estimula la secreción de encimas digestivas, mejorando la digestión de algunos alimentos. 
  • Contiene Biotina: Otra de las propiedades de las fresas es su aporte de biotina, ideal para el cuidado del cabello y las uñas. Además, es un excelente exfoliante para la piel porque contiene ácido elágico, un antioxidante que protege las fibras elásticas de la piel. 

Beneficios de la Chía

Para las que aún no conozcan la semilla “Chía” os dejo algunas de sus propiedades y cómo consumirla.

Contiene 5 veces más Calcio que la leche: Un mineral esencial para mantener la fortaleza y densidad de nuestros huesos, además de regular el ritmo cardíaco, las funciones musculares y el control de la presión arterial y colesterol.

Contiene 3 veces más Hierro que las espinacas: Otro mineral imprescindible para la resistencia física ya que interviene en el buen funcionamiento de la respiración, como el transporte de oxígeno a vuestros tejidos.

Contiene 2 veces más Proteínas que el resto de granos y semillas: El nutriente más importante para que todo nuestro cuerpo funcione correctamente. .

Contiene 2 veces más Fibra que la avena: Gracias a su alto contenido en fibra soluble y proteínas, favorece en el aumento de la masa muscular y la regeneración de los tejidos. También ayudan en el proceso digestivo y controlan el hambre.

Contiene 2 veces más Potasio que el plátano: Este mineral es el responsable de normalizar el balance de agua en el organismo, y de participar en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos.

Contiene 3 veces más Antioxidantes que los arándanos: Así, Ayudareis a eliminar líquidos y toxinas, regular la flora intestinal y prevenir la oxidación celular.

Contiene 7 veces más Omega-3 que el salmón: Ácido graso esencial asociado a una mejor salud neurológica. Juega un papel esencial en los procesos celulares como la inflamación, la inmunidad y la coagulación sanguínea. Este ácido graso es escaso en la alimentación actual, y sin duda, únicamente por este beneficio ya hace de este alimento una muy buena opción para incluirla en vuestra alimentación, algo que en PmTeam hacemos desde hace muchos años. .

 ¿Cómo consumirla?... Lo ideal es consumir chía con líquidos o cereales, jugos, incluso yogur, también se puede consumir espolvoreada en frutas y ensaladas. .

“Es un mito que se diga que las cualidades de la chía no se activan si no se la remoja, pero si se consume en forma de gel, la capacidad de saciedad dura mucho más tiempo.

Usaremos una cucharada pequeña colmada una vez al día.