Beneficios de la Chía

Para las que aún no conozcan la semilla “Chía” os dejo algunas de sus propiedades y cómo consumirla.

Contiene 5 veces más Calcio que la leche: Un mineral esencial para mantener la fortaleza y densidad de nuestros huesos, además de regular el ritmo cardíaco, las funciones musculares y el control de la presión arterial y colesterol.

Contiene 3 veces más Hierro que las espinacas: Otro mineral imprescindible para la resistencia física ya que interviene en el buen funcionamiento de la respiración, como el transporte de oxígeno a vuestros tejidos.

Contiene 2 veces más Proteínas que el resto de granos y semillas: El nutriente más importante para que todo nuestro cuerpo funcione correctamente. .

Contiene 2 veces más Fibra que la avena: Gracias a su alto contenido en fibra soluble y proteínas, favorece en el aumento de la masa muscular y la regeneración de los tejidos. También ayudan en el proceso digestivo y controlan el hambre.

Contiene 2 veces más Potasio que el plátano: Este mineral es el responsable de normalizar el balance de agua en el organismo, y de participar en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos.

Contiene 3 veces más Antioxidantes que los arándanos: Así, Ayudareis a eliminar líquidos y toxinas, regular la flora intestinal y prevenir la oxidación celular.

Contiene 7 veces más Omega-3 que el salmón: Ácido graso esencial asociado a una mejor salud neurológica. Juega un papel esencial en los procesos celulares como la inflamación, la inmunidad y la coagulación sanguínea. Este ácido graso es escaso en la alimentación actual, y sin duda, únicamente por este beneficio ya hace de este alimento una muy buena opción para incluirla en vuestra alimentación, algo que en PmTeam hacemos desde hace muchos años. .

 ¿Cómo consumirla?... Lo ideal es consumir chía con líquidos o cereales, jugos, incluso yogur, también se puede consumir espolvoreada en frutas y ensaladas. .

“Es un mito que se diga que las cualidades de la chía no se activan si no se la remoja, pero si se consume en forma de gel, la capacidad de saciedad dura mucho más tiempo.

Usaremos una cucharada pequeña colmada una vez al día. 


¿Hacer deporte en vuestros días de menstruación?

Os dejo con algunos de los beneficios de hacer deporte en vuestros días de menstruación.

Durante la menstruación vuestro cuerpo sufre cambios físicos y hormonales, pérdida de sangre, cólicos, acentuación de la retención de líquidos, dolor de senos, cambios de humor...(varios).

Esto no sólo os conlleva a tener que añadir alimentos con hierro y vitamina B6 en vuestra alimentación, sino que también a no dejar de lado el ejercicio durante estos días

¿Por qué? Muy sencillo:

Reduce el dolor abdominal gracias a las endorfinas que generáis al entrenar o desarrollar la actividad física. Estas hormonas de la "felicidad" ayudan a mejorar la sensación de bienestar y por lo tanto a reducir el dolor. Y aunque pueda parecer contradictorio, el hecho de ejercitar vuestro cuerpo os aportará más energía.

Disminuye la retención de líquidos, ya que entrenando ayudáis a vuestra circulación y metabolismo, y si a esto le añadimos unas buenas infusiones diuréticas (salvia, cola de caballo, e hinojo), eliminaréis la sensación de hinchazón o pesadez.

Libera el estrés y la tensión, ya que el deporte favorece a controlar vuestros cambios de ánimo. Salir a caminar, trotar, montar en bicicleta... Varía los días de tus entrenamientos y la intensidad de los mismos en función de tu estado físico.

Elige ropa más cómoda de lo habitual, la actividad física que mejor se adapte a ti, mantente hidratada y date un pequeño capricho si se te antoja. 

Os recuerdo que me podéis consultar cualquier duda que podáis tener en esos días al mail de trabajo.


Ausencia de menstruación - Amenorrea

Chicas os dejamos este post donde hablamos de la temida “AMENORREA

La amenorrea es la ausencia de menstruación de manera prolongada y que puede afectar a mujeres de cualquier edad. Se considera que una mujer tiene amenorrea cuando ha tenido ciclos menstruales normales y, de repente, deja de menstruar. Estas alteraciones menstruales no deben nunca ser ignoradas. Al contrario, debe hacerse una evaluación médica lo antes posible.

Pueden ser muchas las causas que provoquen la amenorrea. Las causas principales por las que la mujer deja de tener el periodo se deben a alteraciones hormonales del hipotálamo y la hipófisis.

En especial, encontramos la amenorrea en el deporte. Los deportes más propensos a alterar el ciclo menstrual son aquellos, principalmente, en los que hay que realizar un ejercicio físico prolongado (aeróbicos). Hay una obsesión por no consumir un exceso de calorías o grasas para no cargar con peso extra, pero debemos de ser conscientes de que el cuerpo necesita grasas esenciales para las funciones corporales básicas, como la fabricación de hormonas. Además del ejercicio físico hay que tener en cuenta la edad ginecológica o el historial menstrual anterior.

Otras causas pueden ser:

Problemas orgánicos en el canal vaginal o el útero o los ovarios.

Trastornos relacionados con el peso: como la obesidad o la reducción de mucho peso de forma repentina con dietas extremas, después de una reducción de estómago o ante enfermedades como la anorexia.

Himen no perforado: Las mujeres tienen las molestias normales en la menstruación pero el himen obstaculiza la salida al exterior.

Exceso de secreción de prolactina, provocado generalmente por la ingesta de medicamentos.

Tener ansiedad o estrés intensos.

Presencia de quistes en los ovarios o ante una insuficiencia ovárica.

No significa que todas las mujeres que practiquen deporte vayan a sufrirla, recordemos que lo esencial siempre es llevar una vida saludable que incluya una buena alimentación, la práctica continuada de ejercicio de forma moderada, dormir las horas recomendadas y limitar las situaciones de estrés.

En PmTeam nos preocupamos por vuestra salud.


Retención de líquido

En muchos de los casos muchas de las mujeres sufren de retención de líquido, por ese motivo os voy a dejar este post donde os explico el motivo y cómo hacer que desaparezca.

Hidropesía, edema o retención de líquidos es la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos o cavidades del cuerpo.

Lo que ocurre es que cuando hay un exceso de sodio en la alimentación, nuestro cuerpo intenta equilibrar el medio interno y se compensa reabsorbiendo más agua en los riñones. Esto lleva al mismo a reducir la sensación de sed y a que nuestro cuerpo no busque beber más agua sino todo lo contrario.

Es cierto que en muchas ocasiones existe un problema de salud detrás de todo esto, por lo que es importante conocer la afección. Pero en la mayoría de las ocasiones se debe a costumbres y hábitos que no son los más adecuados.

La alimentación, como siempre, es fundamental. Y nunca es tarde para lograr equilibrar nuestro organismo de la manera más adecuada y saludable:

El Hinojo, que contiene muy pocas calorías y nos ayudará a mejorar las digestiones y evitar la flatulencia.

Té verde, un gran efecto diurético y aliado de la circulación sanguínea. A esto hay que sumar su poder digestivo, y la teína, un estimulante natural que activará el metabolismo.

La piña, que contiene potasio, y que la convierte en un potente diurético y controlador de los niveles de líquidos del cuerpo. También digestiva, gracias a sus enzimas proteolíticas, y con muy pocas calorías.

La cola de caballo, una planta muy depurativa gracias a las altas cantidades de potasio, magnesio y aluminio. Junto a esto hay que destacar su contenido en silicio orgánico que nos ayudará a reforzar la piel y mejorar su proceso regenerador.

El ejercicio y los buenos hábitos, puesto que activar el metabolismo implica mejorar la circulación sanguínea y con ello el mejor funcionamiento general del organismo.

En PmTeam nos preocupamos por vuestra salud y usamos diferentes alimentos para prevenir o eliminar la posible y tan tenida retención de líquidos. 


La aceituna u oliva

La aceituna u oliva es un fruto lleno de nutrientes saludables para el organismo y una buena medicina natural gracias a su composición química. Pero la cosa no queda sólo ahí, sino que además tienen otra serie de nutrientes que no podemos pasar por alto. 

Altas cantidades de aceites esenciales omega-3 y omega-6 beneficiosos y necesarios para el organismo. Con ellos lograremos un mejor estado general del organismo a varios niveles. Su contenido variará de acuerdo a la madurez del fruto, por ejemplo es mayor el de las negras que el de las verdes por su mayor permanencia en el árbol. 

Fuente natural de vitaminas A y C, necesarias para mantener unos tejidos en perfectas condiciones y lograr unas defensas perfectas frente a las agresiones que llegan del exterior. 

Contiene tiamina, una vitamina hidrosoluble que forma parte del complejo B. Esencial para el crecimiento y desarrollo normal y ayuda a mantener el funcionamiento propio del corazón, sistema nervioso y digestivo. Por lo tanto, también es un alimento fácil de asimilar por el organismo.

Aporte mineral de hierro y sodio. Muy adecuado para conseguir unos buenos niveles corporales. Un perfecto aliado para las personas que tienen anemia gracias al hierro. A esto hay que sumar su aporte de fibra que nos ayudará a depurar el organismo.

Protege la salud cardiovascular. Por su contenido en ácidos grasos insaturados y su contenido en fibra. Estos dos principios activos ayudan a reducir el colesterol, triglicéridos y evitar la formación de ateromas a nivel de las paredes arteriales.

Altamente saciante, lo que nos ayudará a la hora de mantener nuestro peso, pues contiene pocas calorías como hemos comentado anteriormente. Esto, unido a su alto aporte de fibra hará que las aceitunas ingeridas entre horas como aperitivo nos ayuden a controlar el hambre de la manera más sana posible. Tampoco debemos atiborrarnos a aceitunas, sino que combinadas con agua puede ser una buena manera de saciarnos.

Ya sabéis chicas, si os gustan las aceitunas... añadidlas en vuestra alimentación, pero sin pasaros. Os recomiendo entre siete y diez al día.


Nunca es tarde para dar un cambio

Nunca es tarde para dar un cambio en vuestra vida. Comer lo adecuado, hacer deporte para conseguir vuestra mejor versión, y llevar una vida sana. La edad es sólo un número.

Obviamente cada una tiene que adaptarse según los cambios físicos (patologías y degeneraciones) que con el paso del tiempo se han manifestado en cada una de vosotras.

Lo importante al fin y al cabo es practicar el ejercicio físico con regularidad, marcándote unos objetivos realistas que vayan acorde con tus capacidades.

A continuación, os dejo algunas pautas generales y orientadas a las patologías más comunes, que también pueden servirte para evitarlas en un futuro:

Es preferible realizar los ejercicios cardiovasculares evitando el mayor impacto posible en tus articulaciones. Una alternativa puede ser la bicicleta estática o la elíptica.

Nadar, por ejemplo, es una gran alternativa, ya que en el medio acuático el impacto es prácticamente nulo. 

No debéis olvidar tampoco el desgaste. Si padecemos ese desgaste en el cartílago de la rótula (condromalacia rotuliana) no es conveniente que flexiones la rodilla más de 90°, por lo que una sentadilla profunda, no sería lo más recomendable. Podéis extrapolar este ejemplo a la situación de cada una de vosotras.

Por último, tampoco debéis olvidaros de los problemas de espalda, pues aproximadamente un 70% de las mujeres mayores de 25 años sufren algún dolor derivado de la lumbalgia. Convirtiéndose en una lumbalgia crónica hasta en un 90% de las ocasiones.

Es conveniente no cargar la zona con mucho peso, ni generar una tensión excesiva. Debéis realizar ejercicios de relajación en los músculos más tonificados de la zona afectada. También, tendréis que hacer muchos estiramientos y ejercicios muy específicos para las zonas menos tonificadas. 

Por ello, os recomiendo identificar muy bien vuestra patología y ponerte en manos de un buen equipo de profesionales “PMTeam” donde cuidamos de vuestra salud.

Así que ya sabéis, nunca es tarde si de verdad quieres conseguirlo.


La dieta, la navidad...

La dieta, la navidad, el resentimiento de los que comen turrón sin pensar en nada más... El trabajo, los preparativos, e incluso el no hacer  nada puede generarnos ansiedad.

Cuando empezamos una dieta específica, suele ser la peor fase, ya que nos resulta muy duro y difícil adecuarnos a los niveles de macronutrientes que cada dieta nos regula. Pues nuestro cuerpo ha de adaptarse a otro tipo de alimentos y eso conlleva a un proceso de adaptación. 

Lo mejor de todo es que cada vez te resultará más y más sencillo llevar a cabo la dieta, es más, se tratará de un estilo de vida, formará parte de ti y de tus necesidades. 

Recordemos que es muy recomendable destinar una comida trampa a la semana para poder disminuir esa ansiedad que viene derivada de la dieta, así como resetear la mente y aprender a darse un respiro diario para eliminar las tensiones ya sea entrenando, caminando o tomando un café. Si a pesar de ello tienes ansiedad anota estos alimentos que pueden ayudarte:

  • Granos enteros: Trigo, cebada, maíz, arroz... Altos en magnesio que promueven el estado de relajación y mejoran el sistema nervioso. Contienen triptófano que es un precursor de la serotonina, una de las hormonas encargadas de la sensación de bienestar. Su eficiencia energética de liberación sostenida calman el hambre y nos dan energía por más tiempo.
  • Almendras: Un fruto seco con alto valor calórico pero que en cantidades pequeñas contiene grandes fuentes de zinc que nos hacen mantener un estado de ánimo equilibrado, y el hierro, para sentirnos llenos de energía.
  • Arándanos y bayas de acai: La baja cantidad de antioxidantes, aparte de hacernos sentir lentos y apagados, son culpables de sentirnos ansiosos en muchas ocasiones. Prueba con estas frutas o bien con té verde.
  • Aceite de coco y omega 3: La grasas saludables son esenciales en la estabilización del azúcar en sangre para equilibrar el estado de ánimo y el apetito, así que para obtener los mejores resultados mente-cuerpo no te olvides lo esencial.
  • Vitamina C: Ayuda a frenar la liberación de cortisol, la hormona de transmitir el estrés.
  • Espárrago: Rico en ácido fólico y fuente de vitamina C, perfectos para reducir la presión arterial y el azúcar en sangre.
  • Yogur griego: Rico en vitaminas y minerales y altamente proteico, calma la ansiedad y nos permite sentirnos saciados por más tiempo. Siempre 0% azúcares añadidos.


Busca un respiro diario, descansa e implementa estos pequeños trucos alimenticios para mejorar el estrés y la ansiedad. 


¿Cómo sobrevivir a la Navidad?

¿Cómo pasar el mes de diciembre y no aumentar todo lo que hicimos durante el año?

Lo cierto es que en diciembre bebemos un poquito más, comemos un poquito más y la cintura... se nos ensancha un poquito más.

¡No te preocupes! A continuación os dejamos 4 consejos que os van a permitir sobrevivir estas navidades:

1. No abandones el ejercicio:Se trata de algo vital, ya que el ejercicio es lo que te va a permitir mantener tu metabolismo activo. Aunque tus compromisos te impidan entrenar el mismo tiempo que durante el año, no pasa nada, lo importante es no dejarlo por completo.

2. La moderación:Esto es clave. No se trata de que te sacrifiques en estas fechas, comer en navidad es inevitable y sabroso al mismo tiempo, y salir de fiesta también. Tan solo se trata de tener un equilibrio. Mantén esa comida saludable que llevas ofreciéndole a tu cuerpo durante todo el año y destina una de tus comidas a la comida trampa (o cheat meal). Esta puede ser tu comida navideña y así no acumularás excesos innecesarios que provocarían en tu cuerpo un aumento de peso.

3. Bebidas alcohólicas:¡Mucho cuidado! Nada engorda más que el exceso de alcohol, ya que nuestro hígado no puede procesar grasa y alcohol al mismo tiempo. Cada vez que bebes en exceso, la prioridad para nuestro cuerpo es sacar el alcohol del sistema. Cuando bebes alcohol, aparte de no quemar grasa y provocar en el metabolismo un funcionamiento más lento... estás ingiriendo HASTA 7Calorías por 1gr de alcoholconsumido. No quiere decir esto que no bebas alcohol, podría ser incluso irreal. Tan solo hay que ser inteligente, como elegir las mejores bebidas (vino tinto, champán, whisky con agua, vodka con soda de limón. En definitiva, bebidas más secas. Y trata de que cuando vayas a beber comas más sano. Bebes o comes, pero no las dos.

4. Trucos: Normalmente hay dos fechas en Navidad que son especiales, el 24 y el 31. En esos dos días queremos comer, beber y pasarlo bien. Es totalmente válido. Si quieres, puedes prepararte dos días antes de estos eventos para que los futuros excesos no sean tan contraproducentes disminuyendo notablemente los alimentos altos en carbohidratos (Frutas, avena, arroz integral, pan integral...) y consumiéndolos principalmente por la mañana.

¡¡Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar y a pasar unas grandes fiestas cerca de los más queridos!!


¿Qué ocurre cuando entrenamos?

Durante el ejercicio físico, aproximadamente el 75% de la energía empleada se disipa en forma de calor, y gracias a la evaporación del sudor a través de la piel, el cuerpo es capaz de mantener la actividad muscular sin que la temperatura corporal aumente.

Esta actividad física conlleva un aumento de la sudoración, y por lo tanto, un incremento de la necesidad de agua en nuestro organismo. 

Recordad que más de un 60% de nuestro organismo está compuesto por agua, y como hemos mencionado, al realizar cualquier actividad física, se pierde parte de ésta a través del sudor (podéis incluso perder más de 1 litro por cada entrenamiento), por ello, es muy importante que bebamos agua moderadamente antes, durante y después de la actividad.

Y por último, ya sabéis que nada de esto tendría sentido si no completáramos como es debido la fórmula para nuestro entrenamiento perfecto:

ALIMENTACIÓN + RESPIRACIÓN + HIDRATACIÓN = ENTRENAMIENTO PRODUCTIVO

Es decir, existen ciertas funciones que el cuerpo no puede desempeñar sin la presencia del agua, pero tampoco sin una buena alimentación que nos proporcione la energía necesaria. Y por supuesto, un control sobre las dos fases de la respiración durante el ejercicio, lo que cargará nuestros músculos de oxígeno, nuestro alimento más esencial.

A continuación, os dejamos un breve listado de las funciones que el agua sustenta en el cuerpo humano mientras realizamos la actividad física:

  • Regula la temperatura corporal.
  • Facilita el transporte de nutrientes, vitaminas y minerales por el organismo.
  • Activa las enzimas esenciales para suministrar la energía que necesita el cuerpo, y regula la acidez estomacal.
  • Favorece la eliminación de impurezas y toxinas del organismo.
  • Lubrica y proporciona soporte estructural a los tejidos y articulaciones.

¿Alguna razón más para no olvidar vuestra botella de agua?


Ciruelas Ideales contra el estreñimiento

100 gramos de ciruela aportan alrededor de 1.4 gramos de fibra. O, lo que es lo mismo, una ciruela aporta alrededor de 0,9 gramos de fibra, lo que se convierte en un 0,3% de la cantidad diaria recomendada.

La ciruela se convierte, por tanto, en una fruta ideal en caso de estreñimiento, gracias no sólo a su contenido en fibra, sino por la presencia de sorbitol en su composición, que es el principal “culpable” de aportarle a esta fruta su particular cualidad laxante.

Ayuda a “limpiar” el estómago al actuar como laxante natural
Gracias precisamente a su contenido en sorbitol, algunos médicos aconsejan su consumo con el fin de limpiar el estómago. El sorbitol es un polialcohol de azúcar que encontramos también en otras frutas como la pera, la manzana, el melocotón, los duraznos o las cerezas.

Por este motivo, no se aconseja el consumo excesivo de ciruelas, precisamente para no sufrir los estragos de esas virtudes laxantes.

Útil contra el colesterol elevado
En caso de tener elevado el colesterol en sangre su aporte en fibra soluble ayuda de forma muy positiva a la hora de disminuir el colesterol alto, gracias a que ésta es capaz de formar una especie de gel viscoso que se fija en los lípidos.

Elevada capacidad antioxidante
Las ciruelas son ideales a la hora de reducir la acción de los radicales libres, gracias a su elevado contenido en antioxidantes naturales, como por ejemplo es el caso de los antocianos, que es el principal elemento que le proporciona su color tan característico.