Los huevos de codorniz y algunas de sus propiedades

A pesar de su pequeño tamaño, su valor nutricional es mayor que el de los huevos de gallina. Pues los huevos de codorniz contienen un 13% de proteínas en comparación con el 11% de los huevos de gallina.

Se trata de un alimento muy dietético, curativo y energético. La clara y la yema combinadas tienen vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, B9, C, D, E y K. Además de calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, sodio y zinc.

Gracias a esta variedad de vitamina B, estos huevos ayudan a acelerar el metabolismo, incluyendo la función hormonal y enzimática.

Ayudan a neutralizar los radicales libres gracias a la presencia de vitamina A y C. Y también, a reducir la presión arterial, ya que el potasio que contienen actúa como vasodilatador, alivia la tensión y el estrés en las arterias (hay mucho más potasio en huevos de codorniz que los huevos de gallina normal).

Los huevos de codorniz son naturalmente altos en proteína ovomucoide, que actúa en el cuerpo como un antialérgico natural. De hecho, se sabe que los médicos chinos han estado utilizando huevos de codorniz durante miles de años para remediar enfermedades como la rinitis, el asma, la fiebre del heno, la tos espasmódica y condiciones de la piel como los eczemas y la psoriasis.

La vitamina A que contienen, nos ayuda a proteger la salud de nuestra visión. La actividad antioxidante de esta vitamina puede ayudar a reducir la degeneración macular y prevenir el desarrollo de cataratas. Además, la yema de un huevo de codorniz contiene muchos nutrientes importantes, dos de los cuales son compuestos llamados luteína y zeaxantina. Estos dos compuestos funcionan para filtrar correctamente la peligrosa luz azul que causa daño en la retina.

La presencia de grasa HDL en los huevos de codorniz es más de 60%. Sin embargo, para las personas con problemas de colesterol, agregar grandes cantidades de estos huevos en su alimentación no puede ser la mejor opción, ya que hay aproximadamente 1,6 gramos de grasa saturada en cada porción (en este caso, los huevos de gallina contienen menos).


¿Cómo pasar una #SemanaSana?

En #PMTeam llevamos la semana santa con un estilo de vida totalmente saludable.

¿Cómo pasar una #SemanaSana?

Evita comidas rápidas y muy procesadas, la alimentación debe seguir siendo saludable.

Consumir frutas en el desayuno y después de comer, nos ayudará a hacer mejor la digestión.

Mantenerse activ@, sabemos que el aburrimiento nos abre el apetito y cuando estam@s toda una mañana tumbad@s al sol en la playa n@s produce mucha hambre. Por eso, conviene tener algo de actividad, si estáis en la playa podéis ir a caminar descalz@s para favorecer la circulación y el drenaje, tonificar vuestras piernas y glúteos, podéis nadar, jugar a las palas si os dejan... en lugar de permanecer en la toalla.

A nadie le amarga un dulce, de vez en cuando, puedes permitirte comer algún helado, o algún capricho, mantener el equilibrio en vuestra alimentación os lo permitirá.

Independientemente de lo que hagas esta Semana Santa, diviértete y cuídate mucho, a la vuelta tu cuerpo te lo agradecerá. 


¿Estás endulzando bien tu té o café?

Evidentemente, la opción más saludable y aconsejable siempre será que lo tomemos solo, sin endulzar. De hecho, os propongo dar el paso y acostumbraros a ello, pues no hay nada mejor que disfrutar de nuestro café o té de la manera más saludable posible, sin aportar calorías vacías a nuestro organismo y sin ningún tipo de nutriente.

Si a pesar de todo lo mencionado, queremos seguir endulzando nuestra bebida, lo más adecuado será que evitemos siempre el azúcar blanco y los edulcorantes químicos. La sacarina o el aspartamo, por ejemplo, aunque sean endulzantes con un contenido calórico nulo y un índice glucémico de 0, existen muchos casos en los que se ha demostrado que contribuyen a provocar alteraciones metabólicas, modificar la flora intestinal y facilitar el aumento de peso.

En el caso de la Stevia, se cree que es un edulcorante natural, pero no es así, ya que se elabora en el laboratorio a partir de la extracción (eso sí, de los glucósidos de esteviol de la citada planta).

En cualquier caso, se trata de una opción endulzante evidentemente más adecuada que el azúcar blanco, además la estevia, apenas contiene calorías (una porción de 1 gramo contiene 1 caloría y cerca de 1 gramo de carbohidratos). No obstante, la recomendación es evidente: se debe controlar su consumo, y nunca excederse, ya que son muchos los estudios que no la garantizan.

Si no solemos abusar de estas bebidas, y las tomamos de vez en cuando, podemos optar por endulzantes totalmente naturales. Estas opciones, además, también nos pueden aportar una variedad de beneficios a nuestro organismo. Pero recuerden, sin excesos, pues estos endulzantes sí que contienen muchísimas más calorías:

-La panela
-La miel cruda o el sirope de Agave
-El azúcar de coco.


¿Controlas la respiración durante el ejercicio?

¡Hola chicas!

Hoy quería hablaros sobre un tema muy preguntado por vosotras. 

El control de la “RESPIRACIÓN” durante los ejercicios.

Es muy importante para hacer un entrenamiento de calidad para conseguir vuestros objetivos.

Si la carga es elevada y el objetivo es rendir, debes Inspirar elevando la carga concéntrica y exhalar descendiendo excéntrico, aumentando la protección de la columna lumbar.

Si la carga es baja y el objetivo es la salud, expira siempre en la fase concéntrica del ejercicio e inspira en la fase excéntrica, prestando especial atención a la zona lumbar, si se tiene problemas lumbares aconsejamos cambiar el patrón respiratorio al anterior.

Si eres hipertensa o tienes problemas cardíacos, controla tu presión arterial.

En ejercicios como los abdominales se recomienda exhalar siempre cuando nos elevemos para conseguir una mejor activación del músculo abdominal.

Evitar siempre la maniobra de Valsalva si realizamos ejercicios de fuerza orientados a la salud. Si en caso contrario buscas el rendimiento, hay que tener mucho cuidado con los ejercicios en apnea respiratoria y controlar nuestra presión arterial.

En ningún caso debemos realizar los ejercicios en apnea, ya que es muy importante asegurar el transporte de oxígeno a nuestros músculos. También pueden aparecer mareos, agotamiento prematuro y por consiguiente, un bajón de rendimiento que afectará de forma significativa en el cumplimiento de vuestros entrenos.

También podemos entrenar la respiración de una forma más específica, con ejercicios que nos hagan mejorar para ser más eficiente. Realizar clases de yoga o pilates, es una buena combinación con los ejercicios de cardio o fuerza, pues en estas disciplinas, la respiración juega un papel fundamental. 


Beneficios de las semillas de lino

Hoy hablaremos de un alimento muy completo, que recomiendo añadir en vuestros zumos de frutas, yogures, ensaladas o incluso en desayunos, meriendas, o media mañanas.

Se trata de las semillas de lino o linaza.

Si alguna no las conocíais, os sorprenderá ver como un alimento tan pequeño puede esconder un mundo de propiedades tan positivas para el organismo.

La linaza es alta en fibra dietética, tanto soluble como insoluble. La fibra soluble ayuda a regular la presión arterial y los niveles de glucosa en sangre, entre otras funciones. Y la fibra insoluble, además de ayudar al movimiento intestinal (por lo tanto, hablamos de una medicina natural para el estreñimiento), sirve de alimento a la fibra bacteriana, la que nos ayuda a digerir los alimentos para la mejor absorción de nutrientes.

Alto contenido en ácido linoleico u omega-3, recordemos que se trata de un ácido graso esencial y necesario para formar eicosanoides antiinflamatorios que forman un papel importante en el combate y prevención de artritis, eczema, asma y condiciones de salud relacionadas con los órganos reproductores femeninos, entre múltiples funciones también.

La linaza contiene unos componentes llamados lignanos, fitoquímicos que combaten los radicales libres, aportando al cuerpo sus efectos antioxidantes y anticancerígenos.

Y eso no es todo, pues estas semillas contienen también hierro, cobre, potasio, zinc y otros minerales esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Tan solo 3 cucharadas de lino contienen:

Fibra dietética: 8g

Ácidos grasos Omega-3: 6,3mg

Proteínas: 6g

Carbohidratos: Fibra (27,3g), Azucares (1,5g).

Grasas: Saturada (3,6mg), Insaturada (36,2mg)

Vitaminas: Vitamina B1 (1,664mg), Vitamina B6 (0,47mg)

Minerales: Magnesio (392mg), Fósforo (642mg), Zinc (4,34mg)


Yogur Natural

Beneficios de tomar productos probióticos. 

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.

Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.

Los alimentos probióticos ofrecen grandes aportes a nuestra salud.

Mejoran el estado de nuestra flora intestinal y son muy útiles cuando estamos tomando antibióticos o cuando hemos sufrido de diarreas y problemas estomacales

Mejoran nuestras defensas contra la invasión de bacterias que nos pueden causar enfermedades

Favorecen a las personas que sufren de alergias disminuyendo sus síntomas

Favorece la producción de jugos gástricos que nos ayudan a mejorar la digestión y evitar la pesadez de estómago

Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico

¿De dónde sacarlos?

El yogur natural griego, el kefir, o el queso batido son los alimentos más destacados. O en farmacias. 

Es un alimento que uso en los planes de alimentación que creo oportunos.


¿Las sentadillas son malas para las rodillas?

A la hora de realizar las sentadillas hay que tener diferentes elementos en cuenta y centrarse en todo el cuerpo: la posición de los pies, la alineación de las rodillas con respecto a los tobillos y a la punta de los pies, la posición de la pelvis, la posición dorsal y la posición del cuello.

Por ello, la correcta ejecución de las sentadillas tiene que ser primordial, ya que, de no ser así, podríamos poner en peligro a nuestra espalda y rodillas.

Sin embargo, con unas buenas sentadillas fortalecemos los ligamentos, tendones y otros tejidos conectivos de la zona baja de los cuádriceps y rodillas.

Además, mejoramos la estabilidad de la misma, ya que movilizamos todos los músculos de su alrededor, como los glúteos, los cuales, se activan por completo.

Los brazos estirados y la cabeza siempre erguida, mirando al frente. También debemos mantener la espalda erguida y mantener la lordosis lumbar, nunca con la espalda flexionada. Intentar descender en línea recta y mantener toda la planta del pie apoyada al suelo.

No debemos sobrecargarnos de peso en unas sentadillas, y si trabajamos con una intensidad alta, es recomendable utilizar cinturones de entrenamiento.

También hay que tener siempre en cuenta un factor muy importante, la respiración. Al principio de la sentadilla, estando posicionado de manera recta, inhalamos, realizamos una profunda respiración, y seguidamente comenzamos a realizar el ejercicio, bajando y aguantando el aire, para una vez que comienza el ascenso, lo vayamos soltando lentamente.

La correcta respiración durante el ejercicio es vital, facilita la actividad, resulta más sencillo para los músculos, mantiene el flujo de oxígeno y evita que la presión sanguínea se eleve súbitamente.

Este ejercicio conseguirá que nos den tanto potencia como resistencia a esfuerzos de gran intensidad, conseguir una correcta higiene postular y prevenir múltiples problemas de espalda.


Beneficios de los dátiles

Los dátiles, provenientes de las palmeras datileras, destacan por ser un fruto muy nutritivo y energético. Y aunque su uso debe ser moderado para las personas que quieren bajar de peso, ya que por cada 100 gramos contiene 248 kcal, se trata de un fruto muy importante que siempre podemos añadir en nuestros platos.

Ricos en antioxidantes: Como la vitamina A, C y E. También vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B3.

Fuente de minerales: Especialmente en potasio y magnesio, perfectos para combatir el cansancio, el estrés y la fatiga. También contienen calcio, cobre, zinc, selenio, fósforo, hierro y sodio. Estos minerales son muy favorables para regular el sistema nervioso, y para combatir la anemia gracias al hierro.

Excelente fuente de fibra: Lo que ayuda a cuidar el sistema digestivo, evitar el estreñimiento o los trastornos intestinales y, a reducir el colesterol en sangre.

Gran fuente de energía: Ya que contienen azúcares naturales como la glucosa, fructosa y sacarosa. Aun así, no elevan los niveles de azúcar en sangre y, aunque contienen altas cantidades de azúcares naturales, son un alimento de bajo índice glucémico.

Los suelo incluir en los planes de alimentación en la cantidad que creo conveniente es ideal para cada persona.


¿Es posible quemar la grasa de la barriga sin hacer ejercicios aeróbicos o cardiovasculares?

Si estás llevando una buena alimentación, la respuesta es sí. De hecho, en esta zona tan difícil y frecuente como es la zona del abdomen, el ejercicio queda totalmente secundario.

Espero que en este post todas entendáis que no hay una sin la otra, es decir:

1. CUIDA LO QUE COMES: Esto es fundamental, pues el 70% de todo está en la alimentación. Elegir los carbohidratos adecuados, altos en fibra, naturales... Apoyarte mucho más en los vegetales que en los almidones, proteína en cada comida, estructurar las comidas, controlar las porciones, beber agua y hacer ejercicio. El ejercicio es el aliado, pero no podemos conseguir eliminar esa grasa abdominal sin una buena alimentación para que las funciones esenciales se cumplan y vuestro cuerpo vibre sanamente. Cuando estas en un plan de pérdida de grasa y sobre todo en algo tan específico y tan difícil como es la definición abdominal, ya que es lo último que se logra, debes tener disciplina, pues toda meta puntual necesita una planificación y organización.

2. HAZ EJERCICIO: Las pesas ayudan a mejorar el ambiente hormonal, pues recordemos que la grasa abdominal tiene que ver con tu ambiente hormonal, y el entrenar eleva la hormona del crecimiento y la testosterona. También mejora la sensibilidad a la insulina, acelera el metabolismo y quema calorías. Y el ejercicio cardiovascular también es importante ya que ayuda a quemar calorías y grasas, pero también puedes tratar de hacer intervalos de alta intensidad ya que vas a segregar adrenalina, la cual se encarga de quemar más grasa como fuente de energía.

3. Y POR ÚLTIMO, HAZ ABDOMINALES: Muchos pensamos que para perder la grasa de la barriga hay que hacer abdominales, pero no es así, el ejercicio abdominal como cualquier otro ejercicio va a fortalecer el músculo, y podemos llegar a tener un músculo super fuerte pero que se encuentre cubierto de una capa de grasa.

Entonces el ejercicio abdominal es importante para ir fortaleciendo y trabajando la pared. Pero con la alimentación, los buenos hábitos, el dormir bien, el ejercicio cardiovascular, las pesas, etc, es como vas a perder la grasa que esconde a ese abdomen.


Entreno de fuerza en la mujer

Beneficios a nivel óseo: Las mujeres necesitan una salud adecuada para prevenir la aparición de enfermedades como la osteoporosis. Si eres mujer, y realizas un adecuado entrenamiento de fuerza, tu masa corporal magra (toda la masa de vuestro cuerpo que no es grasa, órganos internos, músculos y huesos) mejora la densidad mineral ósea y obtendréis un mejor contenido mineral óseo, por lo tanto, previenes la osteoporosis y evitas las fracturas.

Más resistencia en los tejidos conectivos: Con el entrenamiento de fuerza, los ligamentos, tendones y cartílagos logran una mayor estabilidad e integridad articular, lo cual previene también la aparición de lesiones.

Más fuerza: Como sabemos, la pérdida de fuerza muscular que podéis sufrir con el paso de los años, causa una disminución significativa de la fuerza, conllevando a problemas asociados a la capacidad funcional. Pero el entrenamiento de fuerza como mujer, incrementa la fuerza funcional y se mejora el rendimiento físico obteniendo por tanto, una mejor salud y calidad de vida.

Menor porcentaje graso: El entrenamiento de fuerza incrementa la masa magra corporal y disminuye notablemente el porcentaje graso, esto conlleva a una menor grasa corporal no funcional (que son las grasas que no necesitáis) y a una mayor proporción de masa magra corporal, lo que conlleva a una mayor fuerza funcional.

Mejora vuestra autoestima y salud mental: Las actividades que os hacen más felices son aquellas que generan estrés en el organismo, y esto es debido a que durante los ejercicios (sobre todo de alta intensidad y larga duración) incrementamos la concentración de ácido láctico en el cuerpo, os inducen a una mejor sensación tras el esfuerzo y liberáis una mayor producción de hormonas de la felicidad, entre ellas, la endorfina.

En esta foto vemos a @andrea.aleu, nuestra chica PM realizando uno de sus ejércitos de su rutina de piernas, con una ejecución y posición correcta.